martes, 16 de abril de 2013

«Quién de nosotros», de Mario Benedetti.

Quién de nosotros, de Mario Benedetti.




Una maravilla. 

Benedetti es un genio de la expresión, de transmitir eso que podemos tener de alguna manera en mente y no sabemos o podemos darle forma y llega él, con una facilidad insultante, y "materializa" esos sentimientos, esas reflexiones particulares, en unas pocas líneas que dejan a uno con la mirada en el infinito, pensando sobre ello.

Si vamos a la trama en sí, todo gira en torno a tres personajes, interesantes personajes: Miguel, Alicia y Lucas. Un triángulo amoroso que parece típico, quizá: Miguel y Lucas son amigos en la juventud y casi enemigos más tarde; Miguel desea a Alicia, pero se convence de que no es para él (estan casados y tienen dos hijos); Alicia tiene una conexión especial con Lucas, quizá a caballo entre el odio y el amor apasionado e intelectual; Lucas desea a Alicia, la necesita.

Está bien, está bien. 
Hay tres partes que coinciden con la visión de cada uno de los personajes, cada uno narrando a su manera, con su visión y de forma distinta: Miguel lo hará con una serie de capítulos brevísimos, algo así como una lluvia de ideas y sensaciones perfectamente conectadas; Alicia, mediante una carta que tampoco tiene desperdicio; Lucas a través de un cuento (con notas "reales" a pie de página) en el que transforma en personajes a todos ellos y a algunos otros que salen por ahí.

Desde la primera página hasta la última (y puede que peque de estar mostrando mi visión personal, demasiado personal, pero probablemente no, já) Benedetti me abofeteaba con fuerza, a veces contradictoriamente, para bien y para mal. Tiene numerosos detalles, visiones, formas de decir, que calan hondo en el lector y le hacen asentir en silencio y con asombro. Lo identificado que me sentía a ratos con Miguel, a ratos con Lucas, a ratos con las proyecciones de Alicia, ha sido increíble.

Pero eso aparte, repito: las descripciones, las reflexiones breves, pero directas y fulminantes, son fantásticas.
El derrotismo del uno, la frustración de la otra (y de Miguel, puede que igualmente), la actitud de Lucas y su necesidad, la visión literaria de la vida, hecha cuento, todo eso forma un conjunto bien armado que no decae ni dejará indiferente a nadie.

Tanto la trama como la forma que Benedetti confiere a esta historia son muy pero que muy atractivas. 

Lo recomiendo con ilusión.

Un saludote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada